La Sierra, tan ilegal como sangrienta.

Publicado: agosto 13, 2010 de andresyoshie en La Sierra

Andres Felipe Tarazona T.         201016122

La Sierra es una comunidad ubicada en las famosas “Comunas de Medellín”, un sitio que es refugio de sicarios, traficantes de estupefacientes, y otros muchos más delincuentes. Un sitio donde el estado tiene casi una total ausencia, representada en una eficacia nula de las leyes constitucionales y de la justicia estatal, en ese lugar, la justicia se toma por las manos, y cualquier desacato a la autoridad que sea considerada por un “soberano” del territorio (retomando el término usado por Austin), se paga con la vida. En esta comunidad se aplica la ley del miedo, es decir, cumplir las normas impuestas arbitrariamente por temor a  perder la vida.

Acá claramente no puede haber un sistema jurídico consolidado, y en esta parte me permito contradecir a Boaventura, el cual afirmaría según su texto que habría una pluralidad, ya que esta comunidad sería considerada sistema jurídico, en su texto “La globalización del derecho”, Boaventura afirma “Estamos siendo testigos tanto de un descentramiento del estado, como de la explosión de la unidad de acción estatal y de su derecho y del surgimiento consecuente de diferentes modos de juridicidad, cada uno de los cuales está anclado políticamente en un microestado”

Me permito siguiente a esto, basarme en diversos puntos de vista para contrarrestar esta postura anteriormente mostrada, y quiero apegarme a una postura muy positivista de las características de un Estado, basándome en la propuesta de Max Weber.  Primero teniendo una soberanía del territorio, y llevándolo a la sierra cabe resaltar, que aunque dominen ese territorio a través de fuerzas cohercivas, sería algo descabellado decir que hay soberanía por parte de los delincuentes en ese territorio, y que se anularía la soberanía del estado Colombiano sobre el territorio. Por tanto me parece que la palabra “Microestado” nombrada por Boaventura en el final del aparte, es más que sobrante. Y también además entre las características de estado positivistas, se habla de la existencia de un sistema jurídico que regule, y a continuación discutiré también esta posición, negando la existencia de dicho sistema jurídico en La Sierra.

Retomando a otro gran positivista, encontramos a Kelsen, quien afirma en su “Teoría pura del Derecho”, que es obligatoriamente necesario para validar un sistema jurídico, que haya una jerarquización de la validez mencionada, es decir, en su estructura piramidal o su “cadena de validez”, lo que Kelsen plantea es que para que algo sea válido, tiene que haber sido determinado valido por un sistema jurídico superior a este, y el sistema menor nunca puede tener normas que vayan en contra del mayor y llevándolo a la realidad, el estado colombiano con su sistema jurídico estatal, es totalmente soberano en el territorio de La Sierra, y no hay ningún artículo en la constitución colombiana que le dé potestad a los delincuentes para crear un sistema jurídico en esa comuna, además la muerte es un castigo muy común en La Sierra, acto que está totalmente en contra del artículo 11 de la constitución colombiana.

Ya para concluir, Boaventura en su texto ya planteaba esta discordia entre pluralismo y positivismo, y mi posición tomada fue enteramente positivista, por los motivos anteriormente planteados. En La Sierra NO hay ni habrá un sistema jurídico, y este nunca será valido ni legal.

Muchas gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s