El uso del derecho en una falsa democracia.

Publicado: septiembre 13, 2010 de andresoviedo en Fetichismo Juridico

La libertad de prensa es definida como la libertad que tienen las personas para consumir, difundir y crear medios de comunicación y está garantizada en la declaración universal de los derechos humanos por medio del artículo 19 que enuncia:

  • “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”[1]

Sin embargo, la libertad de prensa en La república bolivariana de Venezuela, es de carácter muy reducido y  según algunas organizaciones como Freedom House[2], es nula. Esto debido a que el gobierno venezolano actualmente sigue una línea autoritaria, en la que se concentra el poder en una figura presidencial, se ponen en marcha los organismos estatales en pro de la ideología del mandatario y en la que las opiniones contrarias no tienen cabida y buscan ser reprimidas. En los últimos años se han visto diferentes casos en los que se demuestra la violación de estos derechos en el vecino país:

  • En 2007 no se le renovó la licencia de RCTV, que tuvo que salir del aire y limitarse a emitir desde entonces a través de una plataforma de cable.
  • En 2008 se le revocó la licencia de 34 emisoras de radio.
  • Durante el año 2009, según datos de Amnistía Internacional, cerca de 600 manifestantes han resultado heridos, al menos 14 con armas de fuego, y otros nueve murieron.
  • La decisión abortada del juez William Páez que prohibía a toda la prensa publicar imágenes violentas o de hechos de sangre bajo el argumento de proteger la integridad psíquica y moral de los infantes.

Toda ésta suma de hechos han llevado a que personas como el ex presidente de la comisión interamericana de derechos humanos, Carlos Ayala Corao, denunciara que en la última década el poder judicial venezolano ha tomado diferentes resoluciones que ponen en tela de juicio las disposiciones de la carta magna y la jurisprudencia de la CIDH[3].

En las sociedades modernas se ha venido acuñando el concepto de fetichismo jurídico, que quiere decir que las diferentes relaciones sociales que puedan nacer dentro de una comunidad y entre un numero de individuos tienden a ser analizadas y enmarcadas dentro de un cuadro jurídico, dejando de lado diferentes factores sociales, históricos y demás que resultarían bastante útiles. Por ésta razón se presenta una creciente apropiación del derecho por parte de diferentes actores, pero con significativas diferencias de fondo en el uso que estos le dan al mismo. Según Julieta Lemaitre se pueden distinguir básicamente tres usos del derecho desde diferentes percepciones  :

  • La concepción marxista: El uso del derecho es opresivo y coercitivo, pues el derecho es un elemento que pertenece al estado creado por la burguesía que propende por conservar el status quo.
  • La concepción liberal: El uso del derecho es descrito por el carácter emancipador que éste tiene al ser utilizado por los ciudadanos.
  • La concepción intermedia: El uso del derecho como instrumento de poder y de limitación de poder.

Si se analiza el caso puntual de Venezuela y las decisiones judiciales que se han venido tomando en la última década desde un punto de vista netamente nacional, se notará fácilmente que el uso del derecho que se está presentando es el que Lemaitre define desde la concepción marxista, se ha venido utilizando el derecho para justificar, promover y sostener bajo la premisa de una lucha socialista un régimen autoritario, en el cual la libertad es reprimida, los intereses y derechos públicos son disminuidos al límite más bajo, y las violaciones a los derechos humanos son cosa de todos los días. Pues los jueces convierten el derecho en un instrumento que les facilita la represión de los ciudadanos y que por medio de su aplicación permitirá la conservación de un status quo.

Sin embargo, al hacer un análisis de las diferentes resoluciones que se han tomado por parte de otros actores jurídicos como la CIDH, Reporteros Sin Fronteras y diferentes movimientos sociales en Venezuela que luchan por la libertad de prensa, se puede afirmar que estos actores les están dando al derecho un uso desde la concepción liberal, pues se presenta una apropiación del derecho para buscar una emancipación, un goce efectivo de las libertades públicas  y  una limitación del poder que puede ejercer un gobierno determinado sobre su población dentro de un territorio.

El derecho es un instrumento que posee diferentes facultades y debe ser utilizado de manera muy cuidadosa, pues puede ser útil para la consecución de una vida digna o para la degradación y opresión del ser humano, está en cada uno de los actores jurídicos la decisión sobre como utilizarlo.

Andrés Felipe Oviedo Cifuentes.


[1] http://www.un.org/es/documents/udhr/index.shtml

[2] http://www.freedomhouse.org/template.cfm?page=251&year=2009&country=7733

[3] Corte interamericana de derechos humanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s