Brasil: Momento de fetichismo legal para la comunidad LGBT

Publicado: septiembre 13, 2010 de ginnochaparrosilva en Fetichismo Juridico

Actualmente en Brasil se vive una gran revolución en materia de Derechos humanos y en concreto sobre los derechos de los homosexuales, esto en un marco de punga entre sectores conservadores y grupos progresistas en la sociedad. Los grupos conservadores en el caso de Brasil son principalmente instituciones como las fuerzas militares y la iglesia (principalmente), que buscan mantener o frenar los cambios sociales mediante el derecho. Mientras que los grupos progresistas como el gobierno de Lula y en general la comunidad LGBT,  tienden a concebir el derecho como un instrumento para el cambio social y favorecer la diversidad.

En el caso de Brasil la concepción generalizada  del derecho (a juzgar por la declaración de un líder LGBT) aparentemente no es para nada conservadora, lo único en extremo conservador en Brasil es cierta parte violenta de la población y también las  instituciones religiosas. Estas partes de la población propagan varios tipos de discriminación como por ejemplo la discriminación social, que se manifiesta en la violencia física, verbal, asesinatos, etc. También se puede identificar la violencia institucional que se materializa en el rechazo en colegios y por una fuerte posición desfavorable por grupos religiosos.

Este debate entre grupos progresistas y conservadores está marcado por fuertes contrastes. Ciertos sectores conservadores o personas con principios conservadores han mostrado un grado tal de discriminación que en 2008 se registraron 190 homicidios a homosexuales (64% de las víctimas eran gays, 32% travestis y 4% lesbianas.)(Fuente: 180.com.uy), también en agosto del presente año (2010) se registró la muerte de un joven y otros 17 heridos, en una marcha por el orgullo gay, el joven recibió un balazo en medio de una lucha entre grupos rivales (Universogay.com). Por otro lado el gobierno de Brasil en cabeza de su presidente Luis Ignacio Lula Dasilva,  inauguró la I conferencia nacional de LGBT. Así mismo el congreso ha promulgado leyes que consagran el respeto de los derechos LGBT. Por último y no menos importante se tiene la emblemática sentencia mediante la cual se permitió la adopción de una niña a una pareja de lesbianas (Brasil). A pesar de todo este apoyo se ha demostrado como el hecho de “salir del closet” en Brasil es extremadamente peligroso, hasta el punto de perder la vida. Estos son los fuertes contrastes en este debate.

Sin embargo, a mi parecer en Brasil no se puede hablar de un sistema de gobierno conservador, a pesar de que haya manifestaciones violentas que se den en masa, hay que tener en cuenta que socialmente este tipo de actos se han estado reprochando socialmente, lo cual se concretó con dicha ley contra la discriminación homofóbica (Ley 122/2006). Por esta razón puede decirse que son actos que se han convertido progresivamente en hechos aislados. Esta razón es fundamental para ilustrar la concepción institucional de Brasil del derecho. En esta medida se puede decir que se reprocha la violencia contra los nuevos movimientos sociales, ello da muestra de que se les quiere respetar. A pesar de la continuidad del rechazo contra  la comunidad LGBT se tiene legislación contra ello y de lado a esto se tiene al gobierno trabajando por la inclusión social y el respeto por los derechos humanos, el cambio y la diversidad. En conclusión estas circunstancias nos llevan decir que el sistema en Brasil concibe al derecho como un mecanismo de transformación social (En su mayoría),  y que los grupos conservadores no les queda más opción que actuar fuera del derecho (asesinando, discriminando, etc) para frenar un poco lo que les parece mal.

Históricamente han existido las dos concepciones sociológicas del derecho (el ala conservadora y el ala progresista), las dos son antagónicas por su naturaleza contraria y en algunas ocasiones prevalece una sobre la otra. En   todo caso nunca van a dejar de coexistir dado que se perdería la esencia del Derecho, en el sentido en que el derecho en algunas ocasiones frena el cambio social y en otras lo alienta, esto cuando sea necesario en cada caso. En Brasil por ejemplo los grandes cambios sociales hacen necesaria un momento de gran cambio social, “alentado” o aceptado por el Derecho. En esa medida se han dado grandes logros jurídicos sobre derechos LGBT y ello ha llevado a que haya en la comunidad LGBT un fenómeno o momento de gran fetichismo legal (Fetichismo legal, violencia y movimientos sociales. Lemaitre, 2009), es decir de experimentar placer al ser reconocidos sus derechos legalmente. Esto por supuesto en un país con gran cantidad de población LGBT y en un momento de gran transformación social.

Ginno Chaparro Silva (201012539)



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s