Ley anti-tabaco. Sancion social, sancion legal, eficacia y cumplimiento.

Publicado: septiembre 5, 2010 de juanosma en Ley Anti-Tabaco


La ley 1335 del 2009 : “El objeto de la ley es contribuir a garantizar los derechos a la salud de los habitantes del territorio nacional, especialmente la de los menores de 18 años de edad y la población no fumadora, regulando el consumo, ventas, publicidad y promoción de los cigarrillos, tabaco y sus derivados, así como la creación de programas de salud y educación tendientes a contribuir a la disminución de su consumo, abandono de la dependencia del tabaco del fumador y se establecen las sanciones correspondientes a quienes contravengan las disposiciones de esta ley.”

En este caso, quisimos saber que tan cierto es lo que dicta la norma, sus incumplimientos y que tanto afecta a la población colombiana; así que decidimos realizar una encuesta con una serie de preguntas especificas para analizar la eficacia que tiene, y tendrá con relación al articulo 3 (parágrafo).

Se encuestaron algunos comerciantes que venden tabaco en diferentes partes de la ciudad y diferentes modalidades de venta, como vendedores ambulantes, en establecimientos públicos y en tiendas de barrio (mas adelante publicare la encuesta y sus resultados) también entes de seguridad como policías y algunos fumadores activos y pasivos.

Los vendedores de tabaco, fumadores activos y el cuerpo policiaco encuestados afirmaron en su gran mayoría que esta ley no será eficaz y por el contrario que aumentará el consumo de tabaco. Edwin, uno de los vendedores encuestados dijo una frase muy sensata y que en mi capacidad racional encuentro atractiva y verdadera. Edwin afirma que “es muy difícil controlar la venta de cigarrillos a menores de edad, porque ya en estos tiempos cualquiera puede conseguir una identidad falsa o parece mayor de edad” y agrego “si pueden conseguir para comprar un cigarrillo, podrán conseguir para comprar una cajetilla”. Doy por hecho que es bastante claro el sentido de esta frase y lo que significa, mientras exista el tabaco como forma legal, no existirá una sanción social y moral que ejerza un poder positivo hacia a la población consumidora de tabaco.

Existe una contradicción en la eficacia de esta ley, porque, a mi modo de ver, en la eficacia instrumental hay un gran choque entre lo moral y entre el beneficio. El tabaco tiene un serio problema de m0ralidad, por un lado aporta gran cantidad de ingresos al país por medio de los impuestos que se tienen por la venta del tabaco, lo cual hace que sea legal; mientras que por otro lado, por el consumo de tabaco no se esta garantizando el derecho a la vida y al bienestar de los ciudadanos, sobretodo de la población que no fuma o ha dejado de fumar.

Aunque exista esta contradicción, hay una esperanza para las personas, y por lo menos, se ve algún interés en que el gobierno garantice una mejor calidad de vida para las personas.

Como lo expresaba la norma, todo ciudadano tiene derecho a exigir que en cualquier establecimiento publico no se fume, y haya sanciones para los que lo hagan, ya sea incitándolo a apagar el cigarrillo o en una forma mas efectiva hacer que el individuo abandone el establecimiento.

En el momento que se aprobó la ley, se han tomado todas las medidas que exige, como por ejemplo los logotipos en las cajetillas de cigarrillo mostrando los peores casos que ocurren por el consumo de cigarrillo.

Por ultimo, habrá que esperar que nivel de eficacia tenga esta norma y que ocurrirá con la población, si como se espera, disminuirá el consumo de cigarrillos y por ende el número de consumidores jóvenes mejores de edad, o por el contrario se aumentara y hará que la norma sea totalmente ineficaz. Solo lo sabremos con el tiempo pero hay que decir que es mucho mejor intentar algo que no hacer nada, así que se mantiene una esperanza de que esta norma pueda cumplir con lo que promete y que la sociedad pueda acatarla de una forma moral.

Encuesta a vendedores de tabaco.

Encuesta a policías.

Encuesta a fumadores activos.

Encuesta a ex-fumadores, fumadores pasivos, no fumadores.


Fueron encuestados:

7 vendedores de tabaco
4 policías.
14 fumadores activos
6 ex-fumadores, fumadores pasivos, no fumadores.

Por Juan Camilo Osma    201013489



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s